El rumor fue creciendo en las últimas horas y se instaló como uno de los temas que dominan la atención en torno a la Liga Profesional que arranca el próximo fin de semana.

En la AFA se encontrarían planeando una amnistía para que los futbolistas suspendidos por acumulación de amarillas y rojas de faltas no graves puedan jugar sin cumplir la suspensión del campeonato pasado.

Las versiones dan cuenta de que la idea se la habría planteado la LPF a Chiqui Tapia, que ahora está en Colombia acompañando a la Selección Argentina en el Sudamericano Sub 20, y a su vez se trasladó al Tribunal de Disciplina, que tiene la última palabra y se reuniría entre hoy y el jueves para arribar a una decisión.

En Boca aprovecharon el viaje a Emiratos Árabes Unidos, por la Supercopa Internacional, para plantear la situación –tiene varios jugadores castigados por amarillas y rojas-, y realizar los primeros sondeos.

Allí estuvo el presidente de la AFA, Claudio ‘Chiqui’ Tapia, junto al titular de Racing, Víctor Blanco. En Buenos Aires, desde la Liga Profesional también surgió la inquietud, entendiendo que hay otros casos similares. Incluso, a principios de 2022, pasó lo mismo a una semana del inicio de la temporada, escudados en los contagios que provocaba la pandemia.