El hecho ocurrió sobre la avenida 131 de Posadas entre la noche del jueves y la madrugada del viernes. También se llevaron las grabaciones de las cámaras de seguridad.

Los delincuentes ingresaron a una distribuidora de congelados de la que es dueño Cristian (38). La denuncia fue realizada ante los efectivos de la Comisaría Decimoctava de la capital provincial.

El empresario expresó que salió del complejo cerca de las 22 del jueves y regresó poco antes de las 8 de la mañana de la víspera. En esa instancia notó que habían forzado la puerta trasera del galpón.

En el interior de la oficina también forzaron la puerta para hacerse de una caja fuerte color negro marca bonus. La misma contenía cinco millones de pesos discriminados en billetes de mil.

El hombre manifestó que contaba con un circuito cerrado pero que los delincuentes se llevaron los DVD.

Los delincuentes habrían ingresado por el fondo del terreno, donde hay un baldío por el que cruza un arroyo.

El dueño del lugar expresó que hay un hombre de 60 años que cuida las instalaciones e incluso vive allí. Sin embargo, el hombre está internado en el Hospital Madariaga desde el miércoles.

El denunciante expresó que no sospecha de sus empleados, aunque desde la fuerza se manifestó que se están haciendo las averiguaciones de rigor respecto al personal.

Con información de El Territorio