De acuerdo lo relatado por el vecino de Fátima a los uniformados de la seccional décimo quinta de Policía, cuando caminaba por el barrio vio a un desconocido circular al mando de su moto, la misma que le habían robado hace casi un año, en el mes de noviembre de 2015.

Pero Ramón aseguró a la Policía que hasta alcanzó dialogó con quien manejaba su moto y el hombre adujo haberla comprado a una persona en Garupá.

Pero no obstante el conductor de la moto ajena se dio a la fuga y dejó la Zanella 125 centímetros cúbicos en el lugar, por lo que intervino en el lugar el Comando 10 que hizo las actuaciones preliminares y posteriormente en la comisaría jurisdiccional se hizo, finalmente, la restitución de la moto a su asombrado dueño original.