Magalí Arzamendia de 19 años falleció ayer luego de permanecer internada varios días, luego de que un conductor embistió la motocicleta en la cual circulaba junto a su novio, en la intersección de Ruta Provincial N° 17 y calle Chacabuco.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado 21 de enero, cuando una camioneta chocó contra una motocicleta, dejando tendidos sobre el asfalto a las dos personas que viajaban en ella y huyendo del lugar.

A raíz del impacto, la joven sufrió un edema pulmonar bilateral, edema cerebral, fractura en el tobillo y las piernas, lo que provocó que este martes, alrededor de las 20:30 falleciera.

El conductor del vehículo se dio a la fuga tras el impacto, abandonó el automóvil sobre calle Los Cedros y pocas horas después, durante la mañana de ese mismo día se presentó en la comisaría con 1,39 de alcohol en sangre, por lo que quedó detenido.

Medios locales informaron que tras lo ocurrido, familiares y amigos de Magalí se concentraron el lunes frente al Juzgado de Instrucción N° 1 de Eldorado para pedir justicia y que la causa no quede impune.

Todo sucedió cerca de las 2:20 del sábado. En el lugar se observó una motocicleta Honda Titan de 150Cc color negro y a unos metros dos personas, un hombre identificado como Walter Armoa, quien era el conductor del rodado y una mujer identificada como Magalí Arzamendia, quien viajaba como acompañante. Ambos terminaron tendidos sobre la cinta asfáltica.

La motocicleta circulaba sobre la ruta en sentido este-oeste, cuando impactaron de manera frontal contra un vehículo Marca Fiat modelo Strada de color blanco, que circulaba en sentido contrario.

El conductor de la camioneta se dio a la fuga y luego el vehículo fue ubicado a 200 metros del lugar del hecho sobre calle Los Cedros, en posición final sur-norte.

Tras ser examinados por el médico policial de turno, se diagnosticó que Arzamendia presentaba politraumatismos en accidente de tránsito, traumatismo de cráneo grave y fractura de fémur izquierdo. Por su parte, Armoa presenta politraumatismos en accidente de tránsito, fractura de tibia y peroné izquierdo, fractura de fémur izquierdo y escoriaciones múltiples.

El conductor de la motocicleta fue sometido a un test de alcoholemia, arrojando como resultado que no tenía alcohol en sangre.