La huelga se llevará a cabo en fases, lo que significa que se podrían anunciar más fechas, si los gobiernos no logran entablar negociaciones formales.

El personal de salud reclama mejoras salariales. La disputa también es por “la seguridad del paciente”, expresaron los manifestantes de Inglaterra, Gales e Irlanda. Además, sostuvieron que los niveles de personal son muy bajos por lo que la atención se ve comprometida.

El sindicato de enfermería de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte confirmó este viernes oficialmente la realización de dos días de huelga que se llevarán a cabo el 15 y 20 de diciembre en reclamo de mejoras salariales, en lo que será la medida de fuerza más grande en la historia del sistema de salud público británico conocido como NHS.

Los miembros del Real Colegio de Enfermería (RCN) decretaron el paro después de que el Gobierno del Reino Unido rechazara su pedido de negociaciones formales por una mejora salarial, entre otras reivindicaciones, indicaron en un comunicado. La huelga se llevará a cabo en fases, lo que significa que se podrían anunciar más fechas después de la medida inicial en diciembre, si los gobiernos no logran entablar negociaciones formales, añadieron.

“Tienen el poder y los medios para detener las huelgas en cualquier momento, pero han optado por seguir este camino”, subrayaron.

“La disputa es por el salario, pero también por la seguridad del paciente. Los niveles de personal son tan bajos que la atención al paciente se ve comprometida. Solo pagando de manera justa al personal de enfermería, reclutaremos y mantendremos a las personas en nuestra profesión”, afirmaron los miembros del RCN.

La secretaria general del sindicato, Pat Cullen, dijo que su reclamo de negociaciones formales fue rechazado y, en su lugar, los gobiernos optaron por empujarlos a la huelga.

Mientras tanto, la medida en Escocia se detuvo después de que el Gobierno escocés decidiera volver a la mesa de negociaciones para evitar las huelgas.

Fuente: El Télam