Los equipos de rescate excavaban desde hace días en la zona donde se derrumbó el hotel, que en el momento del sismo tenía 32 huéspedes, y donde se localizaron seis cadáveres.

Con la recuperación de este último cuerpo termina la búsqueda bajo los escombros de ese establecimiento, pero quedan aún algunos desaparecidos como uno de los panaderos de Amatrice, Giani Ciccone, que trabajaba en el momento del temblor, según despacho de EFE.

El martes en Amatrice se celebró el funeral de Estado por las 231 víctimas oficializadas en este municipio.

Por su parte, el Departamento de Protección Civil sigue sin dar el número de desaparecidos al no contar con cifras oficiales.

El terremoto provocó enormes daños en varios municipios de las regiones de Las Marcas y del Lazio por lo que un total de 3.554 personas fueron alojadas en carpas y otras instalaciones puestas a disposición por el Departamento de Protección Civil italiana.

En las carpas instaladas en la región de Las Marcas se alojan 1.351 evacuados y otros 1.072 en las áreas de la región de Umbria y 132 en Los Abruzos.