La incautación se realizó en el marco de un procedimiento realizado en el acceso a la localidad de Santo Tomé.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), a través de la Dirección General Impositiva (DGI), incautó en la provincia de Corrientes 180 toneladas de soja valuadas en más de 17 millones de pesos que iban a comercializarse de manera irregular.

Tras verificar que la documentación respaldatoria, tanto de los remitentes como destinatarios, carecían de capacidad económica y financiera, siendo operadores falsos, procedieron al decomiso. En el operativo también participaron miembros de Gendarmería Nacional, dependiente del Ministerio de Seguridad.

La carga se encontraba distribuida en seis camiones y se dirigía a Misiones para, presumiblemente, cruzar a Brasil de forma ilegal. Los controles de los agentes del organismo conducido por Carlos Castagneto consistieron en constatar la validez de origen de los granos transportados y cotejo documental y registral.

Los inspectores comprobaron que los remitentes y destinatarios carecían de capacidad operativa, económica y financiera para producir o comercializar la soja, es decir que se trataba de operadores apócrifos.

Con información de Canal 12