Por su ubicación geográfica, el volumen de su producción y por el trabajo incansable de su gente, Apóstoles ha sido desde su primera fundación una de las grandes ciudades de Misiones y la región.

Sin embargo, el ministro de Hacienda de la provincia, Adolfo Safrán marcó que en los últimos años “la ciudad había perdido el brillo y la pujanza que la definían”.
Con la convicción de que esta situación se podía revertir con trabajo, “constancia y compromiso, formamos junto a Maria Eugenia Safrán un equipo de apostoleños que se animaron a volver a creer en nuestra ciudad y en la política como elemento transformador. En tres años de gestión al frente del Municipio, María Eugenia ha demostrado que podemos tener la ciudad que nos merecemos”, remarcó su hermano.
Entre los logros de la gestión, destacó “la promoción del turismo como generadora de empleo y actividad movilizante de todos los sectores de la economía; la promoción de fiestas, encuentros, torneos y eventos; la puesta nuevamente en funcionamiento de la Planta de Reciclaje; las numerosas obras públicas de arreglos de calles, parques, luminarias en todos los barrios; el crecimiento del Parque Vial; el Banco Social Municipal para que nuestros emprendedores puedan financiar sus proyectos; la contención y acompañamiento a los jóvenes; el fortalecimiento de nuestro Hospital para que ya no sea necesario viajar para recibir atención médica, son solo algunos de los logros de esta gestión”.
A su vez, dijo que “han quedado importantes proyectos que todavía no se han podido concretar, como la terminación de las obras de acceso y servicios del Parque Industrial para que más empresas como la cordobesa Fertilcorp vengan a instalarse a Apóstoles y la incorporación de una nueva carrera universitaria para ampliar el espectro de ofertas académicas para nuestros jóvenes y atraer a estudiantes de otros puntos. Además por supuesto de los nuevos proyectos que son posibles plantear con esta base de crecimiento que ahora tenemos y los que hay que profundizar”, agregó.
Finalmente, consideró que María Eugenia “es la persona indicada para conducir las riendas de nuestra ciudad porque enarbola siempre las virtudes del diálogo y la gestión efectiva de respuestas a los vecinos, con humildad y firmeza en las convicciones de que Apóstoles puede volver a ser una ciudad de la que todos estemos orgullosos, una ciudad cada vez más bella y pujante, con oportunidades para todos”.