El tenista serbio Novak Djokovic, quinto en el escalafón mundial, ratificó su posición de no vacunarse contra el coronavirus.

“Si ello no me permite ingresar en marzo próximo a Estados Unidos para jugar dos certámenes, lo aceptaré.

“¿Qué puedo hacer? Nada. Saben mi posición, así que es lo que es”, dijo el serbio en una rueda de prensa en Adelaida, donde se prepara para disputar el Abierto de Australia, según consignó la agencia de noticias AFP.

Las autoridades estadounidenses extendieron la exigencia de vacunación frente al Covid-19 a los visitantes internacionales, con lo que el exnúmero 1 del mundo probablemente se pierda los torneos de Indian Wells y el Abierto de Miami.

“Espero poder jugar, pero si no puedo ir, no puedo ir”, insistió el ganador de 21 Grand Slams, que hace un año fue deportado de Australia y no pudo jugar el Abierto en Melbourne por no estar debidamente vacunado frente al coronavirus.

Fuente: Télam