El Gobierno de esa provincia informó que los focos están controlados y monitoreados.

El subdirector de Defensa Civil de Corrientes, Bruno Lovinson, explicó la situación: “tenemos alrededor de 20 focos distribuidos en la provincia, en la zona Sur y Centro de la provincia , aunque todos se encuentran controlados”.

 “Algunos focos se encuentran activos centrados en la zona de esteros y bañados que no pueden ser controlados” , especificó.

En cuanto al trabajo que realizan desde el COE, Lovinson sostuvo que “cada uno de estos focos son monitoreados por satélites y tierra, donde contamos con información de primera mano por parte de los propietarios de las viviendas”.

Además, remarcó que el trabajo que llevan adelante los diferentes cuarteles de bomberos realizando la verificación de cada uno de los terrenos y “por tal motivo, podemos decir que actualmente la situación se encuentra controlada” pese al complejo panorama de las altas temperaturas, la intensa sequía y la falta de precipitaciones.

 “Consideramos que esto no mejorará hasta la llegada del otoño” , expresó el subdirector de Defensa Civil.

Finalmente, Lovinson volvió a insistir en la prohibición de provocar quemas y señaló que en los casos que sean necesarios y no se cumpla con la etapa de prevención, se procederá a la implementación de las medidas correctivas en lo que hace al Código Contraversional “para que no tengamos que lamentar nuevamente la situación que se vivió el año pasado”.

El Litoral